fbpx

Hace algunas semanas los medios de comunicación se hacían eco de una noticia estremecedora: un joven que heredó varias propiedades tras la muerte de su padre a los 10 años y debía al Fisco más de 60.000 euros. La pregunta es, ¿se puede huir del impuesto de sucesiones en una herencia? ¿Qué alternativas tienen quienes quieren hacer una transmisión patrimonial entre familiares en vida? Si te preocupa este tema, sigue leyendo.

Qué es el impuesto de sucesiones

El Impuesto de Sucesiones consiste en un tributo que se genera cuando un sujeto acepta una herencia. Se regula por la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. En el momento en que una persona fallece y lega bienes a sus herederos, por ejemplo, propiedades inmobiliarias, éstos se ven obligados a pagar lo que se conoce como “Impuesto de Sucesiones”. Se trata de una tasa muy impopular porque se suma a la muerte de un familiar y provoca más de un disgusto, al suponer un alto coste, en algunos casos, para los herederos. 

Resulta muy complicado huir del impuesto de sucesiones, pero sí es cierto que, dependiendo del grado de parentesco del familiar fallecido y de la comunidad autónoma en la que se resida, el importe de la tasa varía considerablemente. Al tratarse de un impuesto que está cedido a las Comunidades Autónomas, nos encontramos con dieciocho sistemas impositivos distintos, con sus diferentes tipos y bonificaciones.

De estos dieciocho sistemas impositivos, diecisiete sistemas tienen que ver con  las Comunidades Autónomas y el otro restante es el de régimen común, es decir, para toda España. En la práctica, esto significa que dependiendo del domicilio el fallecido o el heredero, la cantidad a pagar cuando presentemos varía.

gráfico de oficina de impuestos

Bonificaciones de las Comunidades Autónomas

Aunque, como decimos, es difícil huir del impuesto de sucesiones, hay Comunidades Autónomas donde se han establecido bonificaciones muy cuantiosas en la cuota a pagar y dependen, por ejemplo, del parentesco con el fallecido o el tipo de bienes que se hereden. Así, cuando se hereda de padres a hijos o entre cónyuges, el importe es mínimo. Esto sucede en:

  • Madrid
  • La Rioja
  • Cantabria
  • Comunidad Valenciana
  • Castilla y León
  • Canarias
  • Galicia
  • Asturias
  • Murcia

martillo y leyes

Cómo se puede huir del impuesto de sucesiones

Existen algunas alternativas para huir del impuesto de sucesiones en el caso de transmisiones patrimoniales en vida. Es decir, si el familiar decide legar su herencia en vida, puede hacerlo a través de una donación, y evitarse así el conocido como «impuesto de los muertos».

Un familiar directo, como un padre o madre, puede dar una cantidad ilimitada de dinero a su hijo a través de una donación. Y repetimos, cantidad ilimitada, ya que existe la falsa creencia de que hay un límite de 100.000 euros que no es en absoluto real. Eso sí, la donación no se devuelve, es un dinero que se cede libremente. Las donaciones no tributan en la declaración de la renta, pero si se debe pagar un importe como impuesto que no es fijo, sino que depende de la cantidad y el tipo de donación.

Por otro lado, y para hacer frente al pago de las tasas si no se puede huir del impuesto de sucesiones en una herencia post-mortem, muchos herederos recurren a la venta de parte o la totalidad de los inmuebles heredados. Si este es tu caso, no dudes en contactar con nosotros para que te ayudemos en la venta de tu patrimonio, de manera que lo rentabilices al máximo. Ofrecemos servicio de reportaje fotográfico, fotografía con tecnología 3D Matterport y toda nuestra experiencia como agentes inmobiliarios.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *