Seguro que has escuchado muchas veces este término últimamente: `passivhaus´ o `casa pasiva´, una tendencia que afecta a la arquitectura y el sector de la construcción, pero también al inmobiliario, debido a la demanda creciente de este tipo de viviendas. Te contamos de qué se trata.

Passivhaus es una palabra de origen alemán que significa “casa pasiva”, una nueva forma de construir viviendas que persigue la alta eficiencia energética, es decir, lograr el consumo casi nulo, llegando a consumir hasta un 90% menos de energía que un hogar tradicional. Para obtener esta certificación passivhaus es necesario recurrir a materiales sostenibles y de bajo impacto ambiental, como la madera; además de contar un un buen diseño que evite las fugas de calor y favorezca una temperatura interior estable todo el año para ahorrar en calefacción y aire acondicionado.

madera estructural para viviendas
foto: majofesa.com

La madera, un aliado de las casas pasivas

Aunque no se puede decir que la madera sea el único material constructivo sostenible, sí que resulta uno de los más respetuosos con el medio ambiente y de menor impacto, si lo comparamos con los materiales que se utilizan habitualmente en la edificación en España. Es un material reutilizable, natural, que no genera residuos perjudiciales para el hombre o el planeta y, lo más importante, no provoca emisiones de CO2. Por todo ello, los arquitectos que diseñan casas pasivas optan cada vez más por utilizar madera.

Según el Green Building Council España (GBCe), asociación sin ánimo de lucro que agrupa a representantes del sector de la edificación para la transformación del mercado hacia una edificación más sostenible, la madera cumple con ciertos requisitos medioambientales que no igualan otros materiales para entrar dentro de los estándares passivhaus o de casas pasivas.

los requisitos de las casas pasivas

Requisitos de una casa pasiva

Las casas pasivas tiene que cumplir con una serie de requisitos referentes a su consumo, que se miden mediante los siguientes parámetros:

  • Demanda de calefacción y refrigeración
  • Consumo de energía primaria
  • Carga de calefacción y refrigeración
  • Estanqueidad del aire

En este vídeo se explica muy bien en qué consiste una passivhaus

Aunque en España se trata de una forma de construir todavía en pañales, la creciente concienciación de los clientes de las agencias inmobiliarias, así como la emergencia climática que nos afecta a todos, hace que las casas pasivas sean una tendencia y una alternativa de futuro. De hecho, muchas familias ya están reformando sus viviendas independientes siguiendo estos parámetros, también con vistas a aumentar su valor en el futuro.

Si tú también estás buscando una casa de pueblo o un chalet para reformar cumpliendo con los estándares passivhaus, echa un vistazo a las oportunidades de viviendas en venta que tenemos en L’Horta Nord.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *