¿Cuáles son los gastos al comprar una vivienda de segunda mano?

Adquirir una casa semi nueva es una opción muy interesante, pues sus precios son menores que las viviendas de nueva construcción, pero, ¿sabes cuáles son los gastos al comprar una vivienda de segunda mano?

No son solo aquellos gastos derivados del precio del inmueble, sino que hay otros desembolsos a abonar. Desde la notaría a la gestoría, pasando por la entrada, los honorarios de la inmobiliaria o la tasación del inmueble. ¡Es momento de hacer cálculos!

Puntos a tener en cuenta antes de comprar una vivienda

Cuando visitas una casa que quieres adquirir y es de segunda mano o semi nueva, lo primero que tendrás que ver es el estado general de la casa (estructura, en caso de vivienda independiente, instalaciones eléctricas, fontanería, etc.). Y para informarte de muchas cosas que tienen que ver con tu futura casa, los vecinos o la comunidad de propietarios son una valiosa fuente de información.

También deberás acudir al registro de la propiedad y al ayuntamiento correspondiente, para asegurarte de que el propietario está al corriente de sus obligaciones y la vivienda está registrada como corresponde. ¡Evita más extras a los gastos al comprar una vivienda de segunda mano!

Tasación

A la hora de comprar una vivienda de segunda mano, especialmente si queremos solicitar una hipoteca, necesitaremos tasar el valor de la casa y, por ende, contratar a un tasador. Y es que, la entidad bancaria va a financiarte entre el 60 y el 80% del valor de tasación, no del de compraventa. Sus honorarios oscilan entre los 250 y los 350 euros. Este desembolso inicial deberemos sumarlo a los gastos al comprar una vivienda de segunda mano.

Notaría

Es necesario hacer constar ante un notario público la escritura de compraventa de la vivienda. Los aranceles variarán en función de diversos aspectos regulados por la Administración pero aún así, es otro de los gastos al comprar una vivienda de segunda mano:

  • Presencia o ausencia de avalistas
  • Extensión de la escritura.
  • Importe de la compraventa
  • Número de finca

Los aranceles supondrán entre el 0,2 y el 0,5 % del valor del inmueble. Por ejemplo: si el precio es de 250.000 euros, de los gastos al comprar una vivienda de segunda mano, unos 1.000 euros corresponderán a la notaría.

Estos gastos pueden ser asumidos por ambas partes, por una… Es decir, pueden ser pactados. Asimismo, la parte pagadora tiene derecho a elegir a qué notario acudir. Este proceso es la garantía de legalidad de la transacción de compraventa de inmuebles.

Gastos al comprar una vivienda de segunda mano

Registro de la Propiedad

Una vez realizada la escritura pública de compraventa, es necesario inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad. Del mismo modo que las tasas notariales, las tarifas de los registradores de la propiedad están reguladas por la Administración. Atendiendo a las especificaciones del Real Decreto 1427/1989, los gastos al comprar una vivienda de segunda mano derivados del registro serán:

  1. Si el valor de la finca o derecho no excede de 6.010,12 euros la tarifa es de 24,04 euros.
  2. Entre 6.010,12 y 30.050,61 euros, 1,75 euros adicionales por cada 1.000 euros más de coste.
  3. Entre 30.050,61 y 60.101,21 euros, 1,25 euros adicionales por cada 1.000 euros más de coste.
  4. Entre 60.101,21 y 150.253,03 euros, 0,75 euros adicionales por cada 1.000 euros más de coste.
  5. Entre 150.253,03 y 601.012,10 euros, 0,30 euros por cada 1.000 euros más de coste.
  6. Por todo valor que exceda los 601.012,10 euros, 0,20 euros por cada 1.000 euros más de coste.

Para una vivienda de segunda mano de 250.000 euros, las tasas relativas al Registro de la Propiedad serán 550 euros.

Impuestos, otros gastos al comprar una vivienda de segunda mano

Después del coste de la vivienda per se, la parte destinada a los impuestos supone el mayor desembolso de gastos al comprar una vivienda de segunda mano, ya que el Impuesto de Transmisión del Patrimonio es el tributo más importante.

La cuantía del ITP varía en función de la Comunidad Autónoma en la que se encuentra la vivienda, así como de las circunstancias de los compradores. Existen diversas situaciones en las que el comprador se puede ver beneficiado fiscalmente:

  • Menores de 35 años: importe de máximo 10.800 euros, con un límite del 20% del valor del domicilio.
  • Familias numerosas: importe máximo desgravado de 1.200 euros en la declaración de la renta (2.400 euros si es familia numerosa de categoría especial).
  • Vivienda en entorno rural: medidas a nivel regional. Por ejemplo, en Asturias, reducción del 5%. Con un máximo de 10.000 euros para la compra de vivienda en zonas rurales con riesgo de despoblación.

De media, los gastos al comprar una vivienda de segunda mano relativos al ITP oscilan entre el 5 y 8% del valor del piso. Para nuestro piso de 250.000 euros, el tributo supondría entre 12.000 y 20.000 euros en función de la Comunidad Autónoma. Regiones como Galicia o Cantabria fijan el ITP en el 10%. Otras, como Canarias o Melilla, lo reducen a entorno el 6%.

Gestoría

Existe la posibilidad de contratar los servicios de una gestoría para que tramite todos los procesos burocráticos. Esto sumaría a los gastos al comprar una vivienda de segunda mano 300 o 400 euros más, aproximadamente.

Inmobiliaria

Conseguir la vivienda ideal puede acarrear un gran estrés y una gran demanda de tiempo. Para zanjar estos problemas, se puede optar por recurrir a una inmobiliaria que gestione toda la búsqueda por nosotros. Esto también supone unos honorarios que será necesario sumar a los gastos al comprar una vivienda de segunda mano. En este caso, pueden variar en función del precio de la vivienda y de cada inmobiliaria.

Hipoteca

Si necesitas solicitar una hipoteca, debes saber de qué depende que te la concedan:

  1. Perfil del o los solicitantes: aquí se valora si estás o no trabajando, si eres funcionario, tu categoría profesional, tus ingresos anuales y si tienes deudas pendientes con alguna entidad (esto es muy importante)
  2. Tu antigüedad en el trabajo: los bancos valoran mucho la antigüedad, ya que quieren asegurarse de la estabilidad laboral de la persona que va a deberles dinero durante 20 o 30 años. Los contratos temporales no suelen ser bienvenidos a la hora de dar hipotecas.
  3. La vinculación con el banco: si eres un cliente antiguo de la entidad, probablemente te ofrecerán mejores condiciones que si acudes de nuevas a un banco. Y si eres nuevo, te ofrecerán la hipoteca a cambio de vinculaciones. Éstas ya no son obligatorias, pero sirven para bonificarte el tipo de interés.

La casa soñada, ¿por cuánto?

En definitiva, los gastos al comprar una vivienda de segunda mano suponen un gran desembolso. Además, recuerda que las hipotecas sólo otorgan el 80% del valor de tasación, por lo que hay que tener el 20% de entrada. De este modo, para adquirir un inmueble de 250.000 euros, además, debes tener al menos 50.000 euros ahorrados, más a parte todos los gastos mencionados de notaría, gestoría, impuestos…

Pero no dejes que estas cifras te asusten. Puedes contactarnos y juntos encontraremos la casa soñada. ¡Cuéntanos que estás buscando!

      Entradas relacionadas

      Ventajas y desventajas de los loft
      Ventajas y desventajas de los loft

      El cine norteamericano nos ha vendido durante mucho tiempo una imagen ideal de los loft. Pero, como todo, también existen ventajas y desventajas de los loft. Desde Palanca Fontestad queremos que conozcas a fondo estos

      Leer Más >>