Alboraya, en valenciano Alboraia, es un municipio colindante con la ciudad de Valencia y perteneciente a la comarca de L’Horta Nord, donde se puede vivir tranquilo con todas las comodidades de la gran ciudad. Comprar piso en Alboraya es una muy buena inversión, ya que esta localidad se ha revalorizado en los último años gracias a su crecimiento y modernización, y a la la cercanía con la capital. Ánimate a conocerlo.

Paseo de la Patacona

casas de pueblo en Alboraya

foto: cuentatuviaje.net

¿Por qué comprar piso en Alboraya?

Alboraya tiene más de 24.000 habitantes,​ lo que lo convierte en el segundo municipio de la comarca de L’Horta Nord en población, solo por detrás de Burjassot. Las razones que podríamos darte para decidirte a adquirir una propiedad en este coqueto pueblo valenciano son muchas, pero vamos a resumirlas en 5:

  1. Está a un paso de Valencia. Literalmente. Y es que la comunicación a través de la Ronda Norte, construida hace relativamente poco, lo ha convertido en uno de los lugares favoritos de los valencianos como ciudad-dormitorio. También cuenta con carril bici por si prefieres modos de desplazamiento alternativos.
  2. La playa de la Patacona pertenece al municipio y no tiene nada que envidiarle a la Malvarrosa, es más, la calidad del agua es mejor y no está tan masificada de turistas. Además, en su paseo marítimo puedes disfrutar de una buena comida o un almuerzo en locales de moda como La Más Bonita o La Chipirona. ¡La oferta es amplísima!
  3. En metro estás a 15 minutos del centro de Valencia. La línea 3, que también va al aeropuerto de Valencia, comunica la estación de Xátiva o Ángel Guimerá con Alboraya en muy poco tiempo y con buena frecuencia de trenes. Es por ello que comprar piso en Alboraya es una inversión revalorizada por su buena comunicación por transporte público.
  4. La horchata. Parece una tontería, pero no lo es. Si nunca has probado la horchata de Alboraya, no puedes considerarte un verdadero valenciano. Y si la has probado, entonces seguro que quieres quedarte a vivir allí.
  5. Porque Alboraya cuenta con un extenso parque inmobiliario que va desde adosados a casas de pueblo, pasando por áticos y pisos en fincas de nueva construcción en las avenidas más concurridas.

fachadas de portsaplaya

Port Saplaya, la Venecia de Alboraia

Perteneciente a la localidad y un lugar perfecto para comprar piso en Alboraia es la urbanización Port Saplaya. En primera línea de playa se ubican una serie de edificios de apartamentos, pensados en su momento para segunda residencia vacacional pero donde, gracias a la cercanía con Valencia, mucha gente vive todo el año. Las construcciones guardan todas ellas una cuidada estética, inspirada en el estilo veneciano, lo que se potencia por la existencia de pequeños «canales» en sus calles, que emulan a la ciudad italiana.

Fachadas de colores pastel cálidos, rojizos y siena, le han valido el sobrenombre turístico de «la pequeña Venecia». Los edificios envuelven al puerto, centro geográfico de la población y al que sólo se puede acceder peatonalmente. Se articula en dos plazas, abiertas y porticadas, con dos paseos marítimos (norte y sur) separados por la apertura al puerto.

Y dentro del propio pueblo de Alboraia, algo más alejado de la playa, un casco antiguo que recuerda a sus orígenes árabes se distribuye en torno a la huerta periurbana más rica de Valencia, la huerta donde se cultiva, sobre todo, chufa. No pierdas la oportunidad de comprar piso en Alboraya, te cambiará la vida. ¡Habla con Palanca!

 

Categorías: Compraventa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *