A pesar de todo, España sigue siendo un país de compradores. Se sigue teniendo la mentalidad de que independizarse es prácticamente sinónimo de comprar una casa. En los tiempos que corren, esta similitud está dejando de existir a pasos agigantados. Pero eso no quiere decir que la gente ya no busque independizarse. Sino que los jóvenes ya no buscan viviendas para comprar. Y puede que te sientas identificado. Quieres irte de casa y no tienes dinero. No encuentras solución.

En Palanca Fontestad siempre trabajamos para hacer la vida un poco más fácil a nuestros clientes. Por eso te vamos a contar qué puedes hacer cuando quieres irte de casa y no tienes dinero. ¡No te lo pierdas!

Quieres irte de casa y no tienes dinero para vivir solo

Quieres irte de casa y no tienes dinero, ¿qué puedes hacer?

Te haces mayor y la idea de vivir con tu familia está dejando de parecerte atractiva. Pero no tienes dinero para independizarte. Por mucho que le des vueltas, no parece tener solución. Hoy vamos a darte algunas sugerencias para conseguir tu independencia.

Detente a pensar

Piensa bien si quieres irte de casa. Cuando realmente no tienes dinero y no tienes posibilidad de conseguirlo, obcecarte con marcharte de casa puede ser un error. Pero en el caso de que estés completamente decidido, ponte las pilas al máximo.

Los checklist de pros y contras pueden ayudarte mucho en este caso. Piensa si realmente te compensa dejar el nido y ponte a ello.

Busca trabajo

En el caso de que no lo tengas ya, que eso es otra cuestión. Lo primero que debes hacer antes de irte de la casa familiar es buscar un empleo. Asegurarte unos ingresos que te permitan mantenerte. Hoy en día una buena solución para eso son las aplicaciones de empleo.

Mediante estos portales y aplicaciones puedes cargar tu currículum. Las empresas cuelgan sus ofertas y tú puedes inscribirte a ellas. Es algo más fácil que el método tradicional y bastante más rápido.

Quieres irte de casa y no tienes dinero para independizarte

Una vez consigas un trabajo, conseguir financiación, en el caso de que sea necesario, será más sencillo. Además, tendrás un pequeño colchón sobre el que respaldarte si vienen peores tiempos.

Establece tus objetivos

Saber qué es lo que quieres es crucial para conseguirlo. Sobre todo, saber en qué plazo de tiempo lo quieres. Plantéate objetivos a corto, medio y largo plazo. A corto plazo puedes establecer encontrar una vivienda y unos compañeros de piso. A medio, ahorrar e ir consiguiendo pertenencias (electrodomésticos, muebles). A largo plazo conseguir una casa propia. Esto, obviamente, depende de cada persona. Piensa qué es lo que deseas ¡y lucha por ello!

Alquilar

Como hemos dicho antes, somos un país de compradores. Cuando queremos independencia a veces obviamos la opción de alquilar. Pero cuando tu presupuesto no es muy elevado, puede que se convierta en la mejor (y única) opción. Plantéate ir alquilando hasta que llegue tu oportunidad de comprar. Ser paciente puede ser la clave para conseguir lo que buscas.

Organiza tu dinero

Cuando vives en la casa familiar es muy fácil descontrolar lo que gastas. Organiza tu dinero, divídelo en preferencias. Ten claro cuál es la cantidad que tienes y cuál la que quieres gastar. Un buen control de tus ahorros o ingresos es primordial para independizarse.

Quieres irte de casa y no tienes dinero para marcharte

Cuando quieres irte de casa y no tienes dinero, creemos que estos consejos pueden venirte muy bien. Sobre todo, cuando necesites ayuda en cualquier gestión inmobiliaria, cuenta con la ayuda de un profesional. En Palanca Fontestad somos expertos en buscar y encontrar aquello que necesitas. No dudes en contactarnos, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Y si te ha gustado este artículo o crees que a alguien puede servirle de ayuda, ¡compártelo en tus redes sociales!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
Hola!👋 ¿En qué podemos ayudarte? Envíanos un WhatasApp