¿Estás listo para comprar una casa? Ya se trate de la primera vez que compras, o hayas comprado anteriormente, tienes que preguntarte porqué quieres comprar. ¿Estás planteándote mudarte a otra zona por un cambio de estilo de vida, o se trata de una posibilidad y no una necesidad? ¿Qué te gustaría que tu nueva casa tuviera que no tenga la actual?

Seguramente tendrás tus razones, pero es muy importante, antes de iniciar el proceso de búsqueda de una propiedad, tener claro las necesidades que queremos solucionar, los deseos que queremos cumplir y las aspiraciones que nos proponemos alcanzar con el hecho de comprar una casa. Basándonos en todo ello, empecemos por elaborar un modelo de vivienda, ya sea en el centro de la ciudad, en la periferia, en plena naturaleza o en alguna urbanización residencial. Buscando siempre definir con la mayor precisión posible zonas y características, así como establecer un rango de precios. Con esta información ya se puede empezar el proceso de búsqueda para comprar una casa, algo que puedes hacer por ti mismo o contando, total o parcialmente, con la ayuda de un profesional. Un profesional, desde luego, te ayudará a ahorrar tiempo y dinero.

dibujo de una mujer con una casa en el carrito de la compra

Cómo buscar una casa para comprar

Primero haz una prospección de cómo está el mercado a través de Internet. Hay muchos portales inmobiliarios que te ayudaran en este sentido. Recordando siempre aplicar el índice corrector. Lo que está en los portales es lo que aún no se ha vendido, no lo olvides. En segundo lugar, visita la zona elegida y selecciona un agente inmobiliario de esa zona para que te ayude con tu búsqueda.
Tercero, conoce lo que te va a costar comprar una casa. Algunos gastos e impuestos que tendrás que conocer y que dependerán del precio del inmueble son: la Notaría, Impuesto de transmisiones patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y el registro de la propiedad.

  • Notaría. es donde se eleva a público el documento de compra de la vivienda, lo que se conoce normalmente como la escritura de compraventa (paso obligado para poder inscribirla en el Registro de la Propiedad)
  • Impuesto de transmisiones patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. que se paga al producirse la transmisión de la propiedad (IVA en el caso de la vivienda de obra nueva a estrenar).
  • El Registro de la Propiedad,  donde se tiene que presentar la escritura de compraventa para inscribir la propiedad a nuestro nombre en el registro público, una vez se haya pagado el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Esto es un trámite fundamental para preservar nuestra propiedad frente a terceros.

Asimismo, en el caso que tuvieses que hacer una hipoteca los gastos serian:

  1. Comisión de Apertura, a negociar con la entidad financiera.
  2. Tasación, que viene determinada en función del valor del inmueble, su tipología y superficie.
  3. Gestoría, a negociar con la entidad financiera.
  4. Notaría, la escritura de hipoteca hay que elevarla a documento público para poder inscribirla en el registro de la propiedad.
  5. Registro de la Propiedad, es donde se inscribe la hipoteca para que la entidad financiera tenga garantías frente a terceros, al ser un derecho real es de obligado cumplimiento.

Qué hacer si necesito financiación para comprar una casa

Lo más habitual es que al comprar una casa se necesite financiación, especialmente si se compra por primera vez. Según revistas especializadas, ocho de cada diez compradores financian su compra, aunque ese dato varía en función de la política crediticia de los bancos en cada momento.

Para conceder una hipoteca, la entidad financiera se basa en la garantía real, es decir, el valor de tasación del inmueble que se va a comprar (% de financiación) y en la capacidad de pago del comprador, es decir, los ingresos que tiene (capacidad de endeudamiento). Lo más habitual es conceder entre el 75 y el 80 % de tasación, aunque en la coyuntura actual, algunos bancos pueden llegar al 90-95 %, siempre y cuando la cuota que salga a pagar no supere entre un 30% y un 40% de endeudamiento para el comprador.

A partir de estos datos en algunos casos se podrá negociar y conseguir hasta un 100% del valor de tasación en algunos casos. Lo más difícil es saber, según tu situación económica, qué entidades financieras te pueden conceder la financiación y, entre éstas, quién te puede conceder la más favorable para tus intereses. En este punto, es importante no dejarse confundir por las exigencias de vincular la hipoteca a otros productos financieros, práctica normal en las entidades crediticias.

Antes de realizar alguna oferta por alguna propiedad, es imprescindible que conozcas tus posibilidades reales de conseguir una financiación adecuada. Es muy aconsejable que dispongas de alguna aprobación previa ya que esto te puede ayudar en la negociación con el propietario. Efectivamente, los propietarios valoran mucho que las personas que se interesan por su inmueble no vayan a tener problemas luego con la financiación, ya que de esto dependerá la venta.

Nosotros te ayudaremos a encontrar el mejor préstamo a través de nuestro departamento de financiación, ya que contamos con profesionales con una amplia experiencia en este tema.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
Hola!👋 ¿En qué podemos ayudarte? Envíanos un WhatasApp