Seguro que has oído hablar mil veces de la plusvalía de los bienes inmuebles, aunque quizás no te hayas parado a pensar en lo que significa y los impuestos que lleva sujetos. En este post te contamos en qué consiste la plusvalía de tu vivienda o local y cómo funciona el impuesto de plusvalía.

Plusvalía: ¿Qué es y de dónde proviene el término?

La plusvalía es un concepto en principio muy simple, que se refiere beneficio que se obtiene como resultado de la diferencia positiva en el precio de venta de un bien, con respecto al precio al que se adquirió. Es decir, es el aumento del valor de un bien o producto por causas ajenas a los propietarios y que significa una ganancia para los mismos en el momento de su venta.

Por ejemplo, en el caso de casas, pisos, viviendas, locales o cualquier tipo de bienes inmuebles, la plusvalía es la diferencia entre el precio al que se compró y el precio al que se vende unos años después. Si en su momento adquirimos una vivienda por valor de 60.000 € y un tiempo después, lo vendemos o transmitimos de nuevo por un valor de 100.000 €, tendrá una plusvalía de 40.000 €.

El origen del término Plusvalía lo encontramos en el marxismo. Karl Marx hablaba de ello en El Capital. en su teoría del valor-trabajo.  Para el filósofo, la plusvalía es el valor no pagado del trabajo del obrero que crea un ‘plusproducto’, del cual se hace propietario el empresario. Marx había tomado el termino del economista David Ricardo, que a su vez perfeccionaba el concepto acuñado por Adam Smith

cual es la plusvalia de un piso como este

El impuesto de plusvalía

Estas plusvalías, o ganancias para los propietarios que venden bienes inmuebles conllevan un impuesto que depende de cada ayuntamiento, que es quien se encarga de su gestión. El hecho imponible que grava el impuesto es este aumento de valor experimentado por los terrenos urbanos al transmitirse su propiedad mediante cualquier título, ya se trate de venta, herencia o donación.

Cuando se trata de una venta o transmisión de un bien inmueble, el pago de la plusvalía municipal se efectúa en el Ayuntamiento donde se encuentra el citado bien, y tiene carácter anual.

Para pagar este impuesto, se debe presentar:

  • La referencia catastral de la vivienda que aparece en el Impuesto sobre bienes inmuebles
  • La fecha exacta de compra de la vivienda
  • La fecha en la que se prevé la venta 

Con estos datos, la oficina tributaria municipal se encargará del cálculo.

apretón de manos cerrando la compra de una casa

¿Y quién asume el pago del impuesto?

Existen dos supuestos en los que el sujeto pasivo del impuesto cambia:

  1. En transmisiones «gratuitas», en las que la plusvalía no supone ganancia alguna, por ejemplo, en donaciones o herencias, el sujeto pasivo y responsable de pagar el impuesto de plusvalía es el adquiriente del bien inmueble.
  2. En transmisiones «onerosas», que sí conllevan la obtención de un beneficio, el sujeto pasivo será el vendedor o transmitente.

En cualquier caso, si vas a vender tu vivienda o local comercial, puedes confiar en Inmobiliaria Palanca para que te asesoremos sobre todos los impuestos, como el de plusvalía, que gravan la venta. ¡Confía en los profesionales!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola!👋 ¿En qué podemos ayudarte? Envíanos un WhatasApp
Powered by