fbpx

Como inmobiliaria experta en nuestra zona, sabemos que la decisión de vender casa en l’Horta Nord no se toma a la ligera. De hecho, hay propietarios que deberían hacerlo y no lo hacen. Los síntomas son claros, los hechos están ahí, pero no saben identificarlos. ¿Hace tiempo que no te sientes bien con tu vivienda y no sabes por qué? En Palanca Fontestad vamos a presentarte los síntomas que indican que deberías vender casa en l’Horta Nord. Léelos y juzga por ti mismo…

Síntomas de que deberías vender casa en l’Horta Nord

Has pintado tantas veces que no recuerdas cómo eran las paredes

Pintar una casa es, en muchas ocasiones, es síntoma de buscar un cambio de aires. Se renuevan las paredes, la apariencia y se refresca la visión del espacio. Básicamente, se busca que parezca que se está en una vivienda diferente.

Esto está muy bien cada cierto tiempo. El problema viene cuando se convierte en una acción repetitiva cada poco tiempo. Cuando se hace como una forma de escapar de aquello que tenemos aburrido. No es que no te guste el color de tu casa, es que no te gusta tu casa.

Buscas demasiadas excusas para no estar en casa

Que te guste salir y que seas una persona activa no tiene nada que ver. Hablamos de una actitud de rechazo completo hacia la idea de hacer cualquier cosa dentro de casa. Ya sea comer, pasar un rato o incluso dormir. Cuando no te sientes en paz con tu entorno, lo evitas. Y ese lugar que te dió paz en otros tiempos ahora te la quita. ¿Por qué no buscas uno nuevo?

La idea de vender pasa por tu cabeza constantemente

Aunque creas que no quieres vender casa en l’Horta Nord, la idea te ronda más de lo que quieres admitir. Piensas el dinero que podrías ganar. La nueva vivienda que podrías comprar. La ilusión por estrenar un inmueble… Y lo cierto es que la idea no te crea incomodidad.

En este caso, lo que deberías hacer es dejarte asesorar. Mira si tus expectativas realmente podrían cumplirse y toma una decisión. Aunque creas que no quieres por nada del mundo, tu perspectiva puede cambiar. Además, ¡por informarte no pierdes nada!

Has dejado de imaginarte viviendo allí en el futuro

Una casa llega a convertirse en el lugar donde depositamos sueños y expectativas. Nos vemos en el futuro residiendo allí y cumpliendo metas. Pero tú ya no te ves allí. Esa vivienda ha dejado de adaptarse a tus necesidades. La familia ha crecido y estáis más apretados. Tu situación familiar te ha llevado a vivir solo. Cualquier cosa que te haga sentir que ya no estás donde deberías estar.

Si te sientes identificado con estos síntomas, entonces deberías hablar con nosotros. Popularmente, se dice que siempre hay un roto para un descosido. Pues también hay una vivienda para tí. En Palanca Fontestad te ayudaremos y asesoraremos en todo aquello que necesites. ¡Contáctanos!


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *